Maridando Cigarros con Café

Maridando Cigarros con Café

Maridando cigarros con café

Los cigarros son un producto excepcional, creado con una extensa nutrición de la tierra y un cuidadoso manejo humano. Pasan por las manos de expertos granjeros a los experimentados  fabricantes de cigarros, a entusiastas emprendedores que abren pequeñas tiendas de cigarros en todo el país y, finalmente, al fumador para que los disfrute fácilmente.

El sabor, la composición y el humo de un cigarro son micro-matizados, y cada cigarro se adapta a un fumador diferente. Cada individuo desarrolla lentamente su paladar para un tipo, tamaño o marca de cigarro, según el estado de ánimo y la hora del día.

No obstante, los cigarros no existen en un vacío; se pueden combinar o complementar con otros placeres, como una comida, un licor o un café. Gran parte de la combinación de un cigarro con otros artículos dependerá de las preferencias personales. Sin embargo, tenga en cuenta que cada uno de estos tipos de emparejamientos tiene diferentes implicaciones y debe considerarse cuidadosamente. Por ejemplo, en este artículo nos centraremos en los cigarros y el café en particular. Ambos productos tienen una gran complejidad individual pero, cuando se combinan, la culminación puede ser realmente cautivadora.

 

El cigarro

Un cigarro es un producto agrícola que se cultiva para sabores que van desde leves a robustos, azucarados a picantes, simples a complejos. Los cigarros pueden cambiar el sabor durante la progresión del humo y también pueden variar en su efecto sobre el fumador: de relajante a tonificante. Sus propiedades están determinadas por el clima de crecimiento o la región de cosecha; las hojas particulares utilizadas para envolver; y su proceso de envejecimiento, junto con varios otros factores. Una multitud de opciones de cigarros ofrecen varias características para que los fumadores exploren.

El café

Del mismo modo, el grano de café se cultiva y produce en un proceso agrícola. Al igual que un cigarro, la composición del café está determinada por el lugar donde se cultivan los granos. El sabor de una taza de café varía comúnmente de suave a fuerte, de nuez a frutal y de dulce a ácido. El café también puede tener varios sabores en una taza, cada sorbo golpea diferentes notas, con variaciones desde el sabor inicial hasta el regusto.

La combinación

Disfrutar de un cigarro con una taza de café ofrece una combinación única porque los sabores a menudo se superponen y se complementan muy bien. Cada uno tiene niveles de especias, una calidad y acidez terrenales esenciales, todo equilibrado por una gran cantidad de otros sabores que evolucionan a lo largo del consumo. Nuevamente, las combinaciones específicas dependen mucho de las preferencias de sabor del fumador de cigarros y del bebedor de café.

Como elegir el mejor maridaje ?

Un método simple para abordar el proceso de selección es buscar similitudes entre los dos gustos. Por ejemplo, un cigarro dulce y suave con un envoltorio de Connecticut se combinará bien con un tostado de café de sabor similar, tal vez afrutado.

Un cigarro de cuerpo medio, con sabor a nuez y / o un poco picante, envuelto con una hoja de habano complementará una cafe medio tostado o un café a base de cacao. Y una envoltura Maduro profunda y oscura, que es bastante coriácea y picante, se sintetizará bien con un asado de cuerpo completo con cualidades más ácidas. A continuación se enumeran algunas de las deliciosas combinaciones que hemos encontrado basadas en este sencillo principio de organización.

Compra ahora

Con todo, estas son solo pautas. Hay combinaciones ilimitadas que puedes probar cuando se trata de combinar cigarros y café, pero todo se reduce a  lo que te gusta y lo que más quieres probar. Ya sea por la mañana, por la noche o por la tarde, descubra la diversidad y los matices de cada humo, cada taza y disfrute de la combinación perfecta.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *